XLV SALÓN DEL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL (2021)


AFOROS



Por la epidemia del Covid 19, las normas sanitarias obligan a un control estricto de aforos de las actividades en lugares públicos y cerrados, normas que por supuesto el Salón del Libro Infantil y Juvenil tiene que cumplir de forma estricta, dada su oferta de actividades, talleres, cuentacuentos y encuentros con los autores favoritos de los niños y jóvenes.

En el Salón del pasado año, algunas actividades se realizaron con muy pocos niños o tuvieron que suspenderse a pesar de que se habían rechazado inscripciones que pasaban a una lista de espera, porque el número autorizado de asistentes estaba completo. Comprobamos que muchas personas inscribían asistentes a varias actividades o talleres para que sus niños ya inscritos, bien eligiesen cual les resultaba más atractiva en el momento de participar o bien renunciaran a ellas.

En consulta con otras entidades que organizan actividades con niños similares a las del Salón durante todo el curso, y que habían sufrido el mismo problema, nos informaron del sistema de control de aforo que utilizaban: solicitar una pequeña cantidad con la inscripción. De esa manera se eliminaban las inscripciones múltiples para el mismo niño. Nos pareció un buen sistema de control que -según nuestros informantes- había dado muy buen resultado de gestión; también nos dieron cuenta de que no existía beneficio económico relevante, dada la pequeña cantidad solicitada por inscripción y el importe de las comisiones bancarias que gravan este tipo de pago.

Así pues, mientras las normas sanitarias lo exijan, hemos acordado este tipo de inscripción sin perjuicio de que cuando se cierre el Salón, el saldo positivo posible se done a una de las organizaciones benéficas que trabajan a favor de la salud de los niños.


03/12/2021